Elaboración

Una transformación en constante evolución

 

A lo largo de sus más de 100 años de historia, los sistemas de elaboración han evolucionado, porque en Bodegas Riojanas la innovación no está reñida con el respeto a la tradición. Ser una bodega clásica no implica hacer un vino antiguo, y por ello se han incorporado las técnicas de vinificación más avanzadas que permiten una adaptación a las tendencias actuales del mercado

Los Viñedos

Pasión por la tierra

Bodegas Riojanas controla más de 300 has. De los mejores viñedos en Cenicero, San Vicente de la Sonsierra y localidades próximas a éstas. La uva que por excelencia se cosecha en Rioja es el Tempranillo, pero Bodegas Riojanas posee además una de las mayores extensiones dedicadas al Mazuelo y Graciano dentro de la Denominación, variedades que aportan una mayor personalidad a los vinos que elabora.

Las distintas parcelas de viñedos se asientan sobre suelos arcillo-calcáreos, de origen miocénico, idóneos para producir las más altas calidades.

La vendimia

El rito de obtención de los productos de la tierra

A principios de octubre, una vez pasados los calores del estío, se realiza la vendimia, que es algo más que la simple recolección de la uva. La elección del momento óptimo para la recolección, la productividad de las cepas, la selección de las partidas de uva destinadas a elaborar los diferentes tipos de vino de la bodega... Todo influirá en las características y calidad final de los vinos que se obtengan.

Las partidas de uva provenientes de viejos viñedos se recogen en cajas, para evitar que la presión producida por el peso rompa los granos de uva y lleguen en las mejores condiciones a la bodega. Una vez allí, se someten a una meticulosa selección manual racimo a racimo, elaborándose así los vinos que constituyen el máximo exponente de calidad de Bodegas Riojanas.

La crianza

El reposo hasta convertir grandes vinos

Una vez que la uva se ha convertido en vino a través de la fermentación, éste experimenta un proceso de crianza en barrica y posteriormente en botella, todo ello cumpliendo los requisitos mínimos establecidos por el reglamento de la Denominación de Origen Calificada Rioja y siguiendo los criterios de la Dirección Técnica de la bodega. El tiempo de permanencia en barrica y botella determina las distintas categorías de vino: crianza, reserva o gran reserva.

Equipo Humano

Cada día, lo mejor de nosotros mismos

Todas la labores que se desarrollan desde que comienza a brotar la uva hasta que el vino llega a su mesa están desarrolladas o dirigidas por el personal de Bodegas Riojanas, teniendo siempre como objetivo de sus acciones la máxima calidad.

El equipo que forma el personal de Bodegas Riojanas, es su mayor activo y vuelca su entusiasmo y experiencia en los productos que ofrece siendo su máximo orgullo obtener la satisfacción de todos los consumidores.